Home

Principal

Google

Videos



Get the Flash Player to see this player.

Comercial

 

Buscar en este sitio

Luces en el día
Usar puntuación: / 13
MaloBueno 
 Las luces encendidas  en el día por carretera son contraproducentes

para mejorar la seguridad vía

Tomado de:  www.ecologistasenaccion.org/article9026.html 
El pasado mes de febrero, el Senado instó al Gobierno a que obligara al uso de las luces de los automóviles durante el día. Ecologistas en Acción se opuso en su momento a la medida afirmando que resultaba contraproducente, tanto para la seguridad vial como para el medio ambiente. Los hechos nos dan la razón: el Gobierno austriaco va a abolir esta medida, después de dos años en vigor, al concluir que resulta peligrosa para ciclistas y motoristas.

Tal y como afirmó en su día Ecologistas en Acción, el uso de luces en los automóviles durante el día tendría un efecto negativo para los otros usuarios menos visibles de las carreteras, peatones y ciclistas, que serían aún menos conspicuos y con ello estarían sometidos a un riesgo mayor. Hay que recordar que cada año fallecen por atropello del orden de 700 peatones y ciclistas, por lo que cualquier medida que reduzca su visibilidad puede resultar muy contraproducente.
Esto es exactamente lo que ha ocurrido en Austria. El ministro austriaco del Interior, Günther Platter, ha destacado que aumentaron las cifras de accidentes con motos y bicicletas un 65% entre enero de 2006 y mayo de 2007, debido a que con el uso de las luces se les percibía peor que en condiciones habituales. Por su parte, el ministro austriaco de Transportes, Werner Faymann, ha asegurado que se va a retirar la obligatoriedad del uso de las luces diurnas, puesto que los estudios realizados concluyen que cuando hace buen tiempo la utilización de luces durante el día distrae la atención de los conductores.

Como ya señaló en su día la organización ecologista, estas conclusiones no son nuevas, y países que han estudiado el asunto con rigor, a diferencia de lo ocurrido en España, han desestimado la medida. Tal es el caso de Israel o Australia.
Además, aquí no se ha tenido en cuenta el mecanismo, muy estudiado en psicología, conocido como "compensación del riesgo". Este mecanismo psicológico hace que las personas que se sienten más seguras en su coche, fuercen más la conducción, lo que a menudo tiene consecuencias dramáticas. Este funcionamiento de los conductores es el que explica un dato aparentemente paradójico –y que los fabricantes de coches se esfuerzan por mantener silenciado–: que, con las estadísticas de tráfico en la mano, los coches que más accidentes tienen son los más nuevos y, teóricamente, más seguros. En definitiva, estas actitudes de "compensación del riesgo" pueden anular las supuestas ventajas de tener las luces encendidas, en la medida que los conductores se “sientan” más seguros.
Ecologistas en Acción quiere recordar que, además del aumento del riesgo de atropello para peatones, ciclistas o motociclistas, no se debe olvidar que el encendido diurno de luces supone un importante incremento del consumo energético. La producción de electricidad por los vehículos no es gratis, supone un consumo de energía que, al final, procede del combustible.

Para Ecologistas en Acción, si de verdad se quiere reducir la siniestralidad y a la vez no agravar el cambio climático, las medidas deberían ir orientadas a imponer la obligación de que los coches no puedan alcanzar las altas velocidades para las que ahora se fabrican; ser más estrictos en los límites de velocidad; prohibir y perseguir el uso de artilugios que permitan la detección de radares, etc. Pero, el verdadero camino en esta lucha contra la siniestralidad está en poner en marcha medidas que limiten el uso del coche y favorezcan otros medios de transporte más seguros, como el ferrocarril.